40528
page-template-default,page,page-id-40528,theme-elision,elision-core-1.0.9,pmpro-body-has-access,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-4.3,sdrn_jquery,sdrn_left,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
Title Image

Chikung (Qi Gong)

Chikung (Qi Gong) es una práctica milenaria que proviene de China, de la filosofía taoísta y budista y sigue las bases de la Medicina Tradicional China. Chikung es el arte o la maestría de guiar la energía interna a través de ejercicios físicos (Chikung Dinámico) y de meditaciones (Chikung Estático), cuyo fin es el desarrollo espiritual.

Los tres fundamentos básicos de la práctica son: conducir y dirigir la energía a través de la respiración, la concentración mental y a través de los movimientos internos y externos. Así, se aprende a controlar el flujo y distribución de la energía (Qi) para mejorar la salud y la armonía del cuerpo físico, energético y mental. En la práctica dinámica, se desarrolla a través de una serie de ejercicios armónicos y suaves coordinados con la respiración, la atención plena, la visualización y concentración en puntos y canales de acupuntura. La fluidez, la soltura, la flexibilidad, la lentitud, encontrar la quietud en el movimiento, son aspectos que lo definen.

La gama de ejercicios y prácticas de Chikung, a nivel físico, ayudan a la apertura de las articulaciones, fortalecimiento de la estructura física, músculos y tendones. Trabajan con los órganos internos para prevenir las enfermedades y preservar el equilibrio de la energía Yin y Yang en nuestro cuerpo, respetando a lo largo del año, la energía que se manifiesta en cada estación. En el trabajo energético, se utiliza la concentración para la conducción de la energía con el pensamiento, la respiración (el aliento) y los movimientos, a través de los meridianos (sistemas de canales energéticos). Lo que permite al Qi circular libremente en todo el cuerpo, limpiando a su paso la energía negativa estancada y liberando los bloqueos físicos y psíquicos. A nivel mental, se utilizan técnicas más avanzadas de meditación taoísta y pacificación mental, que ayudan a conectar con la ‘vacuidad’ y a entrar en el ‘estado original’.

Chikung se convierte en una meditación en movimiento, donde la mente está plenamente presente en el sentir del cuerpo y la respiración, en la energía, las sensaciones y el observador fluye, es uno con  el movimiento y la energía, como una danza. Todo esto, hace que los practicantes mejoren su calidad energética, aumentando su vitalidad. Desarrollen la auto-observación y escucha interna (propiocepción) y alcancen estados de mayor bienestar, serenidad y lucidez mental.

Formación en Chikung

Formación en Chikung

Ciclo de enseñanzas en Chikung (Qi Gong)

Ver más
MENU